Dom30Jul202301:11
Información
Autor: Víctor Rodríguez Pérez
Género: Microrrelato

La llegada del invierno

La llegada del invierno

La llegada del invierno se anunciaba a intervalos, pues aunque llovía copiosamente, también se daba espacio para que el sol se mostrara y hasta una luna trashumante aparecía a ratos. Y aprovechando un sosiego en el atardecer de ese día, cumpliéndose a cabalidad lo expresado en las líneas anteriores, intuía que la sensibilidad también buscaba la forma de expresarse, como las cenizas de un volcán que buscan la salida hacia el exterior, para drenar, quizá, lo que se estaba acumulando paulatinamente y amenazaba con estallar. Así me sentía. Estaba sentado en una banca de la plaza Bolívar y reflexionaba en un nivel de pensamiento profundo que me marcaba el ánimo. Veía con melancolía mi estadía en el pueblo, ya que el lazo que me ataba se estaba desanudando de manera imparable y ya no había nada que me indujera a regresar. Pero el estar sentado en la banca y ante la quietud de la tarde que prometía una noche de cielo despejado en esa tregua de invierno, hizo que vinieran a mí, algunos recuerdos y sin proponérmelo, surgieron unos cuantos pasajes de mi vida de adolescente, procurando meterse por una rendija que me comunicaba con el pasado, como si se tratase de un portal entre esos dos estados del tiempo.

Esos recuerdos saltaban sin llevar una línea establecida de acuerdo a la marcha cansina de los años, sino como los celajes del relámpago alumbrándonos el rostro, cuando acurrucados en el chinchorro, pensábamos que el trueno estaba por llegar, para decirnos que, arriba, en todo lo alto, se habían soltado unos barriles de hierro, tambores rodantes los llamaban, que se presentaban con gran estruendo y fue allí, cuando hicieron su aparición aquellos momentos traspapelados en los archivos de la mente ya desclasificados y con un impulso sostenido a todo lo largo del tiempo, se introdujeron por aquella rendija que resplandecía como un espejo en lo alto de una colina, para venir a contarme sus razones en mi vida de adolescente, que sin haber salido del poblado, se había escapado mil veces llevados en las alas de los pájaros y en el aroma de las rosas, tiradas por ráfagas de vientos y nubes viajeras que siempre pasaban diciendo adiós.

1 valoración

5 de 5 estrellas
hace 6 meses
Comentario:

Te leí con mucho placer. El cuento me atrapó desde el principio y me encantó tu modo tan emotivo de narrar. Espero más aportes tuyos!

Mostrar más
  • Vícroe C. Rodríguez Pérez hace 6 meses
    Hola, me complace que te haya gustado. Agradecido por la valoración. Seguiremos enviando. Saludos.
Colapsar menú
Inicio
Concursos
Publicar
Servicios Editoriales
Login

0













We use cookies

Usamos cookies en nuestro sitio web. Algunas de ellas son esenciales para el funcionamiento del sitio, mientras que otras nos ayudan a mejorar el sitio web y también la experiencia del usuario (cookies de rastreo). Puedes decidir por ti mismo si quieres permitir el uso de las cookies. Ten en cuenta que si las rechazas, puede que no puedas usar todas las funcionalidades del sitio web.